• diciembre 19, 2020

  • Escuchanos en Vivo

    Lo que no sabías de la música de salones de juego

    Existe un efecto psicológico en la música, con lo que se ofrece el mejor ambiente y la relajación necesaria para disfrutar de la experiencia.

    La música es, sin duda alguna, uno de los elementos más importantes en nuestra vida. Presente en películas, series de televisión, ambientación y la base de una gigantesca industria internacional, la música es un arte que combina de forma magistral los sonidos y silencios, de tal forma que el ritmo, la melodía y la armonía son aprovechadas para crear obras que deleitan al oído, pero que también mueve mucho dinero.

    En el mundo de los casinos y los juegos de azar también es uno de los componentes más importantes, pues se trata de la banda sonora que suele acompañar los juegos tanto en su forma física como en el plano digital. Son composiciones atractivas que van acorde con el juego, pero que a su vez no representan ningún tipo de distracción.

    Esta música puede pasar de la tranquilidad al júbilo en cuestión de segundos, siempre y cuando se gane un premio. Incluso la música ayuda a los casinos atraer a los usuarios hacia los clásicos incentivos de bienvenida de estas webs son fundamentales los efectos de sonido y los spots de presentación de estos.

    Aunque a veces pasa desapercibida, la música de los casinoses un elemento tan importante como lo pueden ser los colores, la jugabilidad y el diseño de los propios juegos, componentes más que fundamentales y que pueden ser la diferencia entre disfrutar un juego o no querer repetir la experiencia.

    La ambientación ayuda mucho
    Para muchos, la música rock de los años 70 es la que brinda la mejor experiencia en los juegos de póker, pero otros más consideran que son los éxitos de la actualidad los que le hacen mayor justicia a los mejores juegos y máquinas tragamonedas.

    Incluso podemos encontrar música instrumental cuyo principal fin es adentrarte en el juego. Podemos encontrar composiciones inspiradas en el Lejano Oeste, que nos lleven al glamour de la noche o que inspiren aventuras, pero todas ellas sirven para ponerle mucho sabor a los juegos.

    Lo cierto es que esta industria ha tomado todas las opiniones en cuenta y contempla toda clase de gustos, pues es posible que a muchas personas les llame la atención algún género, pero otras se inclinen hacia otro tipo de música, por lo que no es necesario tolerar algo que no les guste, siempre habrá uno perfecto para los gustos.

    Además, los casinos suelen utilizar música sutil que no signifique una distracción para los jugadores. Al contrario, funciona de tal manera de que se puede jugar con toda la comodidad del mundo y que te adentra en el juego, tanto en su modalidad física (donde abundan sonidos y conversaciones), así como en el formato digital, que se populariza cada vez más.

    La psicología y la música en casinos
    Los que suelen jugar tanto en un casino físico como en una plataforma, se habrán percatado de que suelen pasarla muy bien. Esto se debe a que existe un efecto psicológico en la música, con lo que se ofrece el mejor ambiente y la relajación necesaria para disfrutar de la experiencia.

    La música ambiental, conocida como Muzak, tiene el fin de proporcionar el mejor ambiente de día, mientras que el rock y el pop suelen ser utilizados en horarios nocturnos para despertar y animar a los jugadores, que reaccionan de mejor manera mientras están en una partida de cartas o disfrutan de alguna máquina tragamonedas.

    El hecho de que la música suele estar en do mayor es un indicio de que el ambiente se torna más agradable, incluso brinda una sensación de alegría entre las personas, por lo que no resulta extraño que gran parte de la música ambiental está en esta tonalidad.

    A esto se le suman otros sonidos que también forman parte de la ambientación musical, como las sirenas que suenan cuando se gana un premio, además de silbatazos cuyo fin es llamar la atención de otros jugadores y que relacionen ese sonido con el éxito.

    La Universidad de Nottingham Trent, a través de la Unidad Internacional de Investigación sobre el Juego, señala que los casinos han ajustado sus máquinas tragamonedas de tal forma que generan ruidos enfocados a cierto público.

    El estudio, liderado por el doctor Mark Griffiths, señala que el público mayor (de entre 45 y 60 años) prefieren las máquinas más clásicas, mientras que aquellos más jóvenes han quedado fascinados con tragamonedas temáticas de franquicias populares del cine y la televisión.

    Lo curioso es que, pese a que parecen ser diferentes, ambas comparten similitudes. El doctor Griffiths señala que estas máquinas poseen sonidos y canciones que son reconocibles al crear interacciones psico-estructurales, las cuales provocan que los jugadores tengan más interés en jugar.Incluso la música ha servido como amuleto de la suerte para muchos, dentro y fuera de los casinos.

    No queda ninguna duda de que los casinos han aprovechado muy bien la música para su negocio y que se han vuelto en una gran herramienta que permite jugar con más gusto.

    Nuestras redes: